15 noviembre, 2016

Residuos domésticos

 Residuos domésticos

Son los residuos generados en los núcleos urbanos o en sus zonas de influencia, además de las basuras  originadas en los hogares se incluyen aquí algunos residuos de gran tamaño como muebles, electrodomésticos o  coches.

También se incluyen los residuos generados en los comercios y servicios como centros de enseñanza, los residuos producidos por la limpieza de calles, playas, áreas recreativas, zonas verdes y mercados, y los escombros de construcciones demoliciones y obras de reparación en viviendas.

Los residuos sólidos urbanos (RSU) o basuras están compuestos por materiales muy diversos, que se  agrupan, según su naturaleza, en inertes (vidrios, escoria…), fermentables (materia orgánica procedente de restos de alimentos) y combustibles (papel, cartón, plásticos).

La cantidad y composición de las basuras varía  dependiendo del nivel económico, características de la población, modo de vida, condiciones climáticas. Entre los residuos domésticos habría que incluir también los residuos líquidos vertidos a la red sanitaria con detergentes y materia orgánica (aceites, agua de lavado de alimentos, heces…) y los residuos gaseosos  emitidos a la atmósfera, procedentes de calefacciones, aerosoles y vehículos de transporte.